El Blog para Cerveceros

Si te gusta la Cerveza te gustará este Blog

Como cambiar la bomba de agua en el motor

Es fundamental que en tu coche el motor tenga una temperatura de funcionamiento adecuada para evitar desgastes o daños innecesarios. En caso de que necesites motores segunda mano audi a1, la mejor opción para comprarlos es Motores DYG, porque te darán la mayor calidad y los precios más bajos para tu motor.

Pero, es probable que no sepas cómo se cambia la bomba de agua, y este es un mantenimiento que puedes hacer por tu cuenta con un poco de paciencia. Por esto, te invito a que sigas leyendo atentamente este post, y te aseguro que no te vas a arrepentir.

Consejos para el cambio de la bomba de agua

Muchos conductores prefieren llevar su coche al taller para hacer el cambio de la bomba de agua por un profesional. Pero, para otros tantos el coste puede ser prohibitivo, en especial porque dependiendo del modelo del coche la reparación puede subir hasta los 1000 euros por la mano de obra.

Por este motivo, muchos optan por comprar una bomba de segunda mano en un desguace, y hacer la reparación por su cuenta. Para que tengas éxito en este tipo de reparación, te aconsejo que sigas estas recomendaciones básicas:

Quitando la bomba

Cuando vas a quitar la bomba de agua tienes que asegurarte de que el coche se encuentre completamente frío. Por este motivo, se aconseja dejarlo elevado y en posición desde la noche anterior, para que así el líquido refrigerante no te vaya a causar quemaduras durante el proceso.

Comienza por el drenaje del líquido refrigerante, que es uno de los puntos más importantes a considerar y debes hacerlo cuidadosamente. Cuando termine de salir el líquido del sistema debes desconectar las mangueras y retirar los tornillos de fijación para quitar la bomba del motor.

Instala el repuesto

Antes de proceder con la instalación de la bomba de repuesto se aconseja que verifiques que el modelo que compraste es exactamente igual al que acabas de quitar. Si no existen problemas de compatibilidad, procede a colocar la bomba en su lugar con los tornillos de fijación y conecta las mangueras.

Asegúrate de apretar todo muy bien, y rellena el sistema con el líquido refrigerante hasta que quede completamente lleno. Purga el sistema encendiendo el motor, llena el faltante de líquido refrigerante, verifica que no existan fugas en el sistema y deja el coche en reposo por 4 horas antes de volver a utilizarlo.