El Blog para Cerveceros

Si te gusta la Cerveza te gustará este Blog

Cuidados basicos para el esguince de tobillo

Los esguinces de tobillo son bastante habituales, no solo en los deportes, también lo son en la vida cotidiana. Para recibir el mejor tratamiento de fisioterapia para tus esguinces te recomiendo visitar valdepenasfisiosalud, porque es la mejor clínica de fisioterapia que encontrarás en el mercado.

Sin embargo, para los esguinces de tobillo leves, se deben aplicar algunos cuidados que permitirán que se tenga una recuperación satisfactoria. Estos cuidados los he reunido en este post, para que puedas aplicarlos y que así tu recuperación sea más rápida.

¿Cómo se cura un esguince de tobillo?

Los casos más graves pueden ameritar una cirugía, pero en los esguinces más leves, puedes aplicar los siguientes cuidados para que puedas recuperarte completamente:

Mantén el reposo

Es vital que la extremidad que se ha visto afectada por el esguince de tobillo esté en reposo durante el proceso de recuperación. Esto con la finalidad de reducir el dolor, la hinchazón y la molestia que pueden producir este tipo de esguinces.

Aplica hielo

Para que puedas aliviar la inflamación, se aconseja aplicar compresas de hielo o sumergir la zona afectada en agua helada. Este es un proceso que se debe hacer entre 15 y 20 minutos, repitiendo cada 2 o 3 horas mientras estés despierto.

Es vital la aplicación de hielo durante las primeras 72 horas, para que así se pueda reducir más rápidamente la inflamación. Si tienes problemas de sensibilidad o de diabetes, debes asegurarte de consultar con tu médico antes de aplicar hielo en la lesión.

Realiza un vendaje de compresión

Con la ayuda de una venda elástica debes realizar un vendaje de compresión, que te ayudará a drenar los fluidos de una forma eficiente. Además, con un vendaje se pueden limitar los movimientos que puedan causar más daño a la articulación.

Asegúrate de hacer el vendaje desde la parte más alejada del corazón hacia arriba, para garantizar un buen flujo sanguíneo.

Elevación

Por último, la elevación de la pierna afectada también ayudará al drenaje de los líquidos de la inflamación. Para ello, debes tumbarte y subir la pierna por encima del nivel del corazón para facilitar el proceso de drenaje.

En algunas ocasiones tu médico te recomendará el uso de antiinflamatorios los cuales permiten una reducción de la inflamación más rápida. También para recuperar nuevamente la movilidad normal de tu tobillo, lo más aconsejable es acudir periódicamente al fisioterapeuta, garantizando así que podrás recuperarte lo más rápido posible.