El Blog para Cerveceros

Si te gusta la Cerveza te gustará este Blog

Cuida tus frenos con estos consejos

El sistema de frenos de tu vehículo debe estar en perfecto estado para que puedas mantener la seguridad en las vías. Para hacer el cambio de los mismos, te aconsejo visitar el taller mecánico de https://www.motortown.es/, porque allí encontrarás siempre las mejores opciones para hacer el cambio al mejor precio.

Sin embargo, debes asegurarte de cuidar bien tus frenos para darles la mayor durabilidad posible a los mismos. Por este motivo, hoy te traigo este post, con la finalidad de que comiences a aplicar algunos consejos que serán de gran utilidad.

¿Cómo cuidar correctamente tus frenos?

Cuidar tus frenos de una forma correcta es algo básico, y por este motivo te aconsejo que sigas los consejos que te traigo el día de hoy. Dentro de ellos están:

Evita la cristalización

Este es un proceso que debes evitar en todo momento, en especial porque esto reducirá la vida útil de las pastillas de freno. Se produce cuando la goma de las pastillas de freno se recalienta demasiado, lo que causará que se endurezca y que se produzcan daños al disco de freno.

Esto es común en las zonas donde existen demasiadas bajadas por lo que se recomienda que en estas zonas utilices el frenado con el motor. Así reducirás la posibilidad de sobrecalentamiento y tus pastillas de freno durarán más tiempo.

No desgastes demasiado las pastillas

El desgaste profundo de las pastillas puede llevar a que se produzca una fricción de metal con metal. Esto causará que se pueda romper todo el sistema de frenos, y por este motivo es algo que debes evitar en todas las circunstancias para que no vayas a tener ningún tipo de inconveniente en tu coche.

Es aconsejable cambiar las pastillas de freno cuando estas aún tienen un 30% de la goma de frenado, porque de esta forma evitarás daños en tus frenos. Recuerda que, así podrás asegurarte de tener el máximo rendimiento posible en tu sistema de frenos.

Lleva el coche al taller

Siempre serán básicos los mantenimientos periódicos de tus frenos, los cuales se deben hacer por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros. Así, podrás asegurarte de tener un nivel adecuado de líquido de frenos en tu vehículo.

Además, se realizará el ajuste de la distancia de frenado, porque si esta es demasiado larga podría causar accidentes. También se pueden detectar problemas en los frenos y en caso de ser necesario se cambiarán las pastillas a tiempo para evitar inconvenientes con las mismas.