El Blog para Cerveceros

Si te gusta la Cerveza te gustará este Blog

Consejos de cuidados para las toallas de los hoteles

Si una cosa debe tener clara un hotelero es que debe siempre salvaguardar su empresa, es decir debe estar pendiente de cada detalle a fin de que todo el mundo que los visite quede lo más contento posible. Como todos sabemos estamos ya en unas fechas en las que los hoteles comienzas a tener over booking la verdad es que es una estancia que gusta a la mayoría ya que quien se va de vacaciones prefiere descansar, no quiere ir a un apartamento en el que le toque hacer lo mismo que en su casa, así que el que más y el que menos ahorra durante todo el año y disfruta de unas buenas vacaciones unos días sin necesidad de andar con la fregona de vez en cuando. Y claro no pensemos que nos conformamos con cualquier cosa, las cuatro estrellas como mínimo donde las habitaciones están mucho mejor y no solo en lo referente a sus instalaciones, sino que también en lo que tiene que ver con los colchones, almohadas, sábanas y toallas, porque si de una cosa estamos seguros es que si pagamos al menos que nos den un servicio a la altura del precio que nos han cobrado.

Las toallas siempre suele ser la gran disputa entre camareras y clientes ya que los clientes quieren una toalla de buena calidad y las camareras les ofrecen lo que tienen, los clientes pretenden lavar las toallas a diario y las camareras intentan convencerles de que no es necesario. Por ello es importante conocer algunos trucos sencillos en pro de que el cliente quede satisfecho con las toallas blancas para hotel y no pueda estar dando la murga cada vez que se le antoje. En primer lugar, el hotel debe optar por toallas de calidad de algodón, cuando las vayan a lavar no pensar en poner la lavadora a tope ya que es un error común que hace que la ropa no se lave bien, hay que dejarla que se mueva y se desprendan las manchas que puedan tener.

Lavar a alta temperatura es lo ideal matar así ácaros y bacterias es más que suficiente para saber que estamos ante ropa muy pero que muy limpia y desinfectada, meter las toallas en la secadora con una pelota de tenis para que se pongan esponjosas es un truco muy bueno que desde luego hará de las toallas de cada habitación el producto estrella de los clientes.