El Blog para Cerveceros

Si te gusta la Cerveza te gustará este Blog

Los desguaces y el medio ambiente

Dentro del mundo empresarial, la sostenibilidad se ha convertido en algo que podríamos considerar como fundamental. Y no solo ha calado hondo en las empresas que podemos considerar grandes. Es algo que también ha calado muy hondo dentro de otros sectores como pueda ser el caso de los desguaces. Es más, según varios informes a los que hemos tenido acceso, la venta de neumaticos baratos segunda mano puede llegar a contribuir mucho a que la sostenibilidad sea la protagonista en un desguace. Y es que este es un negocio en el que las normas de la sostenibilidad se pueden extrapolar hasta unas cotas realmente extraordinarias de modo que se puede aprovechar todo su potencial.

Lo primero que hay que saber es que la fabricación de neumáticos de cualquier tipo implica un proceso que no solo es muy complejo sino que al mismo tiempo requiere de una gran cantidad de recursos. Es por ello por lo que cada día más personas optan por los que están algo usados. Una alternativa que tiene un doble beneficio. Por un lado no solo la persona en cuestión se ahorra un buen dinero sino que al mismo tiempo se evita la fabricación de un nuevo juego de neumáticos sin necesidad.

desguaceseu(4)

Pero no solo los neumáticos son los grandes protagonistas dentro de lo que tiene que ver con un desguace. Cada día son más los responsables de estos negocios los que han puesto toda la carne en el asador para implantar maquinaria eficiente desde el punto de vista energético. Con esto no solo consiguen ahorrar ellos mismo en la factura de la luz, que ya advertimos que para un desguace puede ser algo realmente elevado, sino que aporta ese valor añadido que viene de la mano de la sostenibilidad. ¿Qué más se puede pedir?

De todos modos hay que decir que lo mejor está aún por legar. Y es que las empresas que suministran este tipo de maquinaria a los desguaces están haciendo todo lo posible para no solo reducir las emisiones de gases contaminantes sino para que su propia maquinaria sea mucho más resistente al paso del tiempo. Esto, a pesar de que encarece un poco el producto final, hace que no pierdan facultades de un modo tan veloz y puedan durar más tiempo lo que evita una nueva inversión y por lo tanto un nuevo consumo de recursos energéticos. Y es que parece que el siglo XXI por fin se ha instalado en el sector del desguace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *